.
.

.

FOSIS y Gobierno Regional apoyaron a 50 emprendedores mapuche-pehuenche de la Provincia de Biobío


 

 

 

 

El programa entregó un subsidio que fluctuó entre $500.000 y $2.500.000 para cada beneficiario y talleres de capacitación contable, marketing, administración, entre otros, para llevar correctamente un negocio.

(Los Ángeles, junio de 2019) El Fondo de Solidaridad e Inversión Social, FOSIS, certificó a los beneficiarios del “Programa Microempresa Urbana Mapuche, II Etapa” de la Provincia de Biobío, una iniciativa propuesta por FOSIS, que contempló una inversión de M$930.000 financiados por el Fondo Nacional de Desarrollo Regional (FDNR).

Una de las líneas del Gobierno del Presidente Sebastián Piñera es fortalecer el emprendimiento y a las pymes con mejores oportunidades de acceso a los distintos beneficios y financiamientos del Estado sin dejar nunca de lado a los pueblos originarios de nuestro país, es por ello que este programa busca apoyar el emprendimiento de personas mapuche-pehuenche que residan en zonas urbanas y que estén acreditadas mediante Certificado de CONADI con el fin de mejorar su calidad de vida a través del emprendimiento.

En este contexto, el Director Regional del FOSIS, Joaquín Eguiluz Herrera comentó que “este programa va en la línea de la capacitación durante unos meses y una vez concluido se procede a la compra de implementación de la idea de negocio que nuestros beneficiarios desarrollaron y trabajaron junto al FOSIS; y el financiamiento va desde los 500 mil pesos hasta los 2 millones y medio”.

El Programa cuenta con un fuerte impacto en materia de género, pues de los 50 emprendedores beneficiados con este programa 44 son mujeres, demostrando el empuje y valentía que tienen para independizarse. En este contexto, la Seremi de la Mujer y Equidad de Género del Biobío,Marisa Barro; manifestó que “muchas mujeres que viven solas y son jefas de hogar quieren mantener a sus hijos, quieren luchar, quieren mantener su cultura, su lengua, y para ellas el emprendimiento es una gran opción”.

EMPRENDEDORES BENEFICIADOS

Una de las emprendedoras que destacó en el programa es Margarita Naupade la comuna de Antuco, quien se dedica a la recuperación del telar pehuenche y tejido en lana. Uno de sus sueños es construir un taller frente a su casa para producir y vender sus productos, hoy lo está cumpliendo gracias al apoyo de su familia y la adjudicación de los $2.500.000 que entrega este programa.

Sobre su labor como microempresaria, detalló que “en mi sangre corría trabajar el hilo. Cuando yo supe que me lo gané, no hubo una reacción, pero cuando fui a comprar mis cosas ahí dije sí, esto es mío. Y ahora, estoy esperando con ansias que mi taller funcione y esté parada la construcción para poder instalarme y ver qué más puedo hacer aparte del telar. Para mí, esto fue un gran beneficio”.

También, destaca la historia de superación de Carolina Namoncura, emprendedora de Los Ángeles, que hace 10 años se dedica a su negocio familiar denominado “Te Cocino Los Ángeles”. Sobre su emprendimiento relata que “estamos mentalizados en ayudar a las personas que trabajan, que no tienen tiempo para hacer las cosas, porque una ejecutiva de banco o una cajera de supermercado no tiene tiempo para hacer una tartaleta, entonces ahí nosotros llegamos con nuestros productos y se entrega todo listo, llegar y ellos montar y tienen el evento listo”.

Gracias a esta iniciativa Carolina logró formalizar su negocio ante el Servicio de Impuestos Internos y sacar resolución Sanitaria tras 10 años de intento. Hoy comenta orgullosa que “el Programa para mí fue el salto que yo necesitaba. Sin esto, yo todavía seguiría en el anonimato, en lo ilegal, entonces yo no quería ser más ilegal. Con esto tuve como para implementar, arrendar y sacar la resolución sanitaria, que no es fácil”.

Otro de los destacados por FOSIS fue Derec Paillamilde la comuna de Cabrero, quien junto a su familia tienen una panadería de barrio. Sobre cómo nació la idea del negocio detalló que “unas cuadras más acá, una señora tenía panadería y cerró, entonces nosotros decidimos comprarle la maquinaria, por qué no tener una panadería y empezar nuestro propio negocio”. Respecto a la capacitación entregada en el programa, destacó que “nos hablaron de cómo administrar, cómo atender bien. También había otras personas que igual tenían la intención de hacer panaderías, entonces me di el tiempo de guiarlos, de decirles cómo, así que interactué harto con la gente”.

Cabe precisar, que el “Programa Microempresa Urbana Mapuche, II Etapa” beneficiará a 300 emprendedores de toda la Región del Biobío, siendo 200 en Arauco, 50 en Concepción y 50 en Biobío. En los próximos meses comenzará la ejecución de esta iniciativa en las dos provincias restantes.