.
.

.

Serviu rehabilita histórico Pabellón Inglés de Lota


 

 

 

 

Más de 100 años de historia, que incluyen el haber sido las primeras viviendas con luz eléctrica de Chile, lograron ser rescatados gracias al proyecto de rehabilitación que el Servicio de Vivienda y Urbanización llevó adelante en Lota Alto durante los últimos meses.

Se trata del Pabellón Inglés, un inmueble colectivo del tipo continuo o pabellón que fue inaugurado hacia 1910 y cuya recuperación corresponde al Plan de Reconstrucción Patrimonial del Ministerio de Vivienda y Urbanismo que se gesta a partir del terremoto 27F.

Con una tipología única en su tipo, estas viviendas fueron construidas por la empresa del carbón para recibir a los expertos extranjeros que llegaron a Chile a realizar las mantenciones de la central hidroeléctrica de Chivilingo.

El director del Servicio de Vivienda y Urbanización, Juan Pablo González, destacó el trabajo realizado por los equipos técnicos y sociales en el proyecto, sobre todo considerando que el pabellón se encuentra emplazado en un área que está definido como “Zona Típica” lo que obliga a regirse por normativas más exigentes. “Son proyectos más complejos, porque necesitan la aprobación del Consejo Nacional de Monumentos, pero hemos aprendido, ya tenemos la experiencia y junto con ello estamos cumpliendo con el mandato del presidente Sebastián Piñera y el ministro Cristian Monckeberg, de abordar la necesidad de conservar nuestro patrimonio como una política de Estado. Estamos muy contentos” dijo.

Los trabajos implicaron intervenir en áreas de gran tamaño, puesto que las viviendas tienen en promedio sobre los 200 metros cuadrados, y se concentraron en cuatro conceptos: aumentar la estabilidad mediante la reparación completa de su estructura, incrementar la seguridad incorporando cortafuegos medianeros, mejorar la habitabilidad con una intervención a toda su fachada y las galerías de los pabellones y recrear en el diseño las características necesarias para ser reconocida como viviendas patrimoniales dentro de la Zona Típica.

“Hoy es un día bien especial. Se cortó la cinta y podemos habitarlo oficialmente. Queremos agradecer a SERVIU por darnos la oportunidad de vivir un poco mejor” dijo un emocionado David Mora, dueño de una de las viviendas del pabellón quien sabe de la relevancia histórica de su inmueble. “Este fue uno de los primeros pabellones que tuvo luz eléctrica y de hecho era conocido como el pabellón de los brujos en los primeros años, porque desde el mar era el único que se avistaba de noche”, agregó.

Cabe destacar que las obras, por ser de carácter patrimonial, consideraron montos muy superiores a los que en promedio se utilizarían para una vivienda regular y significó una inversión superior a los 322 millones pesos, lo que impactará positivamente no solo en las 10 familias que viven.